RGC/ TITULO 2/capitulo 1

 

TÍTULO II: De la enseñanza de la conducción y de las pruebas de aptitud a realizar para obtener autorizaciones administrativas para conducir

 

CAPÍTULO I: Disposiciones generales

Artículo 41. De la enseñanza de la conducción.

  • 1. El aprendizaje de la conducción se realizará en escuelas de conductores autorizadas conforme a la normativa vigente.
  • 2. En ningún caso podrá ser admitido a las pruebas de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general necesarias para obtener el permiso de conducción quien no haya realizado su formación de acuerdo con lo previsto en el apartado anterior, salvo que haya sido titular de un permiso de categoría equivalente o superior.
  • 3. Se exceptúa de lo dispuesto en los apartados anteriores al personal examinador encargado de calificar las pruebas de control de aptitudes y comportamientos para la obtención de permisos y licencias de conducción, de acuerdo con lo establecido en el anexo VIII.
  • 4. Asimismo, se podrá realizar el aprendizaje en la conducción mediante la obtención de una licencia de aprendizaje en los términos que se establezcan mediante Orden del Ministro del Interior.

La licencia de aprendizaje podrá otorgarse por una sola vez, siempre que el solicitante designe a la persona que habrá de acompañarle durante el aprendizaje y que estará, en su caso, a cargo del doble mando del vehículo.

Artículo 42. Objeto de las pruebas de aptitud.
Todo conductor de vehículos de motor o ciclomotores deberá poseer, para conducir con seguridad, las aptitudes psicofísicas y los conocimientos, habilidades, aptitudes y comportamientos que le permitan:

  • a) Manejar adecuadamente el vehículo y sus mandos para no comprometer la seguridad vial y conseguir una utilización responsable del vehículo.
  • b) Dominar el vehículo con el fin de no crear situaciones peligrosas y reaccionar de forma apropiada cuando éstas se presenten.
  • c) Discernir los peligros originados por la circulación y valorar su gravedad.
  • d) Observar las disposiciones legales y reglamentarias en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial, en particular las que tengan por objeto prevenir los accidentes de circulación y garantizar la fluidez y seguridad de la circulación.
  • e) Tener un conocimiento razonado sobre mecánica y entretenimiento simple de las partes y dispositivos del vehículo que le permitan detectar los defectos técnicos más importantes de éste, en particular los que pongan en peligro la seguridad y de las medidas que se han de tomar para remediarlos debidamente.
  • f) Tener en cuenta todos los factores que afectan al comportamiento de los conductores con el fin de conservar en todo momento la utilización plena de las aptitudes y capacidades necesarias para conducir con seguridad.
  • g) Contribuir a la seguridad de todos los usuarios, en particular de los más débiles y los más expuestos al peligro, mediante una actitud respetuosa hacia el prójimo.
  • h) Contribuir a la conservación del medio ambiente, evitando la contaminación.
  • i) Auxiliar a las víctimas de accidentes de circulación, prestar a los heridos el auxilio que resulte más adecuado, según las circunstancias, tratando de evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y colaborar con la autoridad y sus agentes en el esclarecimiento de los hechos.

 

Artículo 43. Pruebas a realizar.

  • 1. Las pruebas a realizar para obtener autorización administrativa para conducir serán las siguientes:
    • a) Pruebas de aptitud psicofísica.
    • b) Pruebas de control de conocimientos.
    • c) Pruebas de control de aptitudes y comportamientos.
  • 2. Las pruebas de aptitud psicofísica tendrán por objeto dejar constancia de que no existe enfermedad o deficiencia que pueda suponer incapacidad para conducir asociada con:
    • a) La capacidad visual.
    • b) La capacidad auditiva.
    • c) El sistema locomotor.
    • d) El sistema cardiovascular.
    • e) Trastornos hematológicos.
    • f) El sistema renal.
    • g) El sistema respiratorio.
    • h) Enfermedades metabólicas y endocrinas.
    • i) El sistema nervioso y muscular.
    • j) Trastornos mentales y de conducta.
    • k) Trastornos relacionados con la adicción a drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.
    • l) Aptitud perceptivo-motora.
    • m) Cualquier otra afección no mencionada en los apartados anteriores que pueda suponer una incapacidad para conducir o comprometer la seguridad vial.
  • 3. Las pruebas de control de conocimientos comprenderán:
    • a) Prueba de control de conocimientos común.
    • b) Prueba de control de conocimientos específicos.
  • 4. Las pruebas de control de aptitudes y comportamientos comprenderán:
    • a) Prueba de control de aptitudes y comportamientos en circuito cerrado.
    • b) Prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general.
  • 5. De las pruebas indicadas en los apartados anteriores, los aspirantes deberán superar, según la clase de permiso o licencia de conducción que pretendan obtener, las que se establecen en el cuadro que figura en el anexo V. A).
  • 6. Las pruebas deberán ajustarse, en su desarrollo y organización, a las prescripciones establecidas en el capítulo III siguiente y en el anexo VI.