COMPROBACIONES ITV

  • Posted on: 4 March 2017
  • By: jose

 

COMPROBACIONES QUE SE REALIZAN EN LA ITV

Los puntos que se revisan en la ITV

- Documentación en regla. Para realizar la ITV necesitas presentar el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica. De esta forma el personal de la estación podrá comprobar que el número de bastidor del coche se corresponde con la información que aparece en los documentos.

- Carrocería. Las abolladuras y golpes pequeños no representan un problema, pero las puertas se tienen que abrir y cerrar sin problemas. También es importante que los retrovisores estén en perfecto estado, que los parachoques estén bien sujetos y que no haya oxidación en los elementos de seguridad. Además, las matrículas deben ser visibles y legibles.

- Iluminación. Se trata de uno de los detalles que más descuidan los conductores, por lo que también es uno de los puntos por los que las ITV arrojan un resultado desfavorable. Por tanto, comprueba que todas las luces funcionen adecuadamente, las de posición, de carretera, antiniebla y los intermitentes. De hecho, si las luces traseras no funcionan, el coche no pasará la ITV. También es fundamental que las luces largas estén bien reguladas.

- Frenos. El sistema de frenado es uno de los puntos que más se mira en la ITV. Por eso, debes cerciorarte de que los discos y las pastillas no presentan un gran desgaste y aún tienen cierto margen de maniobra. De la misma forma, si notas una frenada desigual entre los lados, el pedal de freno está demasiado duro o tienes que pisarlo hasta el fondo para que responda, sería conveniente que antes de pasar la ITV llevaras tu coche al taller.

- Neumáticos. Es vital que la profundidad del dibujo no sea inferior a los 1,6 milímetros en todas las ruedas. Tampoco debe haber zonas que presenten un desgaste anormal en la banda de rodadura, así como muescas que comprometan su función. Obviamente, los neumáticos deben ser homologados y la llanta no puede presentar roturas. Tampoco debe faltar ningún tornillo o tuerca en las ruedas.

- Niveles. Es fundamental que compruebes que los niveles del líquido de frenos, refrigerante y aceite de motor son los adecuados. Un detalle que muchos conductores olvidan y que no cuesta nada es recargar el depósito del líquido limpiaparabrisas y verificar que los conductos no están obstruidos.

- Suspensión. Si tu coche hace mucho ruido cuando coge un bache o rebota demasiado, es probable que tenga problemas en la suspensión. Por eso, antes de pasar la ITV debes comprobar el estado de los cojinetes, las rótulas, los muelles y los amortiguadores.

- Interior. Se trata de otro de los detalles que miran en la ITV, lo cual significa que tener el interior de tu coche limpio brindará una buena impresión y predispondrá positivamente al técnico que realiza la inspección. Este verificará que los cinturones de seguridad funcionen adecuadamente, que las ventanillas bajen y suban sin problemas y que el anclaje de los asientos sea correcto.

- Emisiones. En casa es difícil revisar este punto ya que es necesario utilizar un analizador de gases. No obstante, puedes inspeccionar los bajos del coche en busca del óxido y las manchas negras que puede dejar la combustión incompleta.

Tags: 
TIPO DE CONTENIDO: 
video: