CONTAMINACION ACUSTICA DE LOS VEHCULOS

  • Posted on: 27 January 2018
  • By: jose

 

Problemática de la contaminación acústica de los vehículos

Contaminacion acustica de los vehiculos
Contaminación acústica de los vehículos

Es un lugar común en todas las investigaciones señalar que son los vehículos a motor la fuente principal de contaminación acústica. De hecho existe un gran consenso para apuntar que nada menos que el 80% de la contaminación acústica que se genera en nuestras ciudades procede de esta fuente. El tráfico rodado es, pues, la fuente principal de contaminación acústica y sobre él se ha de centrar nuestros esfuerzos. Otras fuentes, también a considerar, aunque con una importancia cuantitativa mucho menor, serían la actividad industrial, con una aportación a la contaminación acústica en torno al 10%; el tráfico por ferrocarril que, según los expertos, puede suponer en torno al 6% del ruido total; y los bares, discotecas, locales de ocio, etc., cuya aportación puede significar en torno al 4%. El tráfico aéreo es también una fuente de contaminación acústica que hay que tener en cuenta, aunque su incidencia sonora suele estar muy localizada en las zonas limítrofes a los aeropuertos y sólo muy indirectamente contribuiría a aumentar los niveles acústicos de la ciudad.

PERJUDICADOS POR EL RUIDO. 

Los últimos datos europeos, publicados por la Agencia Europea de Medio Ambiente en diciembre de 2014, constataban que el 60% de los españoles estaba expuesto a niveles de ruido superiores a los permitidos. Tal y como se desglosa, el tráfico en metrópolis como Móstoles (Madrid), A Coruña, Elche (Alicante), San Sebastián o Pamplona supera los 55 decibelios, límite que se establece como perjudicial para la salud. El estudio expone que en toda Europa la cifra media asciende al 24% de la población. Es decir, unos 125 millones de personas afectadas. Esto se traduce en 10.000 muertes prematuras relacionadas con el ruido, 20 millones de adultos que sufren molestias en el sueño, 8 que tienen perturbaciones serias del mismo y 900.000 casos de hipertensión que conllevan unas 43.000 hospitalizaciones anuales en todo el continente. 
En España, el problema se concretó en la Ley del Ruido de 2003. Tal y como expresa, su objetivo principal es “prevenir, vigilar y reducir” los niveles de contaminación acústica y “garantizar los derechos constitucionales en relación con la emisión de ruidos molestos”. Para llevar a cabo sus propósitos, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente definió las diferentes áreas acústicas, elaboró mapas de ruido y creó planes de acción allá donde el ruido supere los criterios de calidad. Todas estas directrices desembocaron en campañas de sensibilización, intentos de reducción del transporte privado en favor del público, remodelación del asfalto, ampliación de aceras, apantallamiento acústico y delimitación de zonas residenciales o naturales.  

LÍMITES LEGALES. 

¿Ha funcionado? Los responsables de Ecologistas en Acción concluían en su documento ‘Contaminación Acústica y Ruido’, de 2015, que estamos “muy lejos” de conseguir las metas planeadas por ley y que las políticas en este ámbito “no muestran mucha voluntad de cambiar”. Un informe realizado por el Observatorio de Salud y Medio Ambiente de Andalucía echa mano de los parámetros europeos y traza las líneas de distinción entre ruidos imperceptibles, perceptibles y molestos según la normativa europea, en la que se cifra en 25 los decibelios soportables. En España, la citada legislación del Ruido de 2003 dictaminó que los decibelios permitidos en estancias residenciales, administrativas o sanitarias asciende a 40, siendo 35 el límite en centros educativos o culturales. Y la Organización Mundial de la Salud fijó como objetivo un descenso 'significativo' del ruido para 2020 y alertó de establecer en 40 el tope de decibelios nocturnos en los espacios externos. 

FUENTES DE RUIDO DE UN VEHÍCULO

Vehículo detenido:

  •  Motor: Irradia ruido debido a explosiones y mecanismos. Puede producir hasta 78 dB(A).
  •  Ventilador: Refrigeración del motor. Puede producir hasta 82 dB(A).
  •  Filtro de aire: Paso a través del filtro. Puede producir hasta 75 dB(A).
  •  Tubo de escape: Puede llegar a producir hasta 85 dB(A).
  •  Frenos: Nivel de ruido indeterminado. Cuando se utilizan el ruido viene producido por chirridos de las zapatas.

Vehículo en movimiento:

  • Carrocería, Aerodinámicos: Nivel indeterminado que depende del perfil del vehículo y de la colocación de la carga sobre el mismo.
  • Neumático, Rodadura: Hasta 75 dB(A) para velocidades inferiores a 60 km/h. Hasta 95 dB(A) para velocidades superiores a 60 km/h.

DESCRIPCIÓN DEL RUIDO DEL TRÁFICO

El ruido ambiental, en la mayor parte de situaciones, está compuesto por el ruido de numerosos vehículos de distintos tipos, en continuo movimiento.

Si la intensidad de tráfico es baja, la distancia media entre vehículos es grande y el paso de ellos es prácticamente independiente del resto, con notables períodos de tiempo durante los cuales el ruido se mantiene constante o casi constante, en el nivel de fondo. Es lo que ocurriría en el caso de una carretera rural y local.

A medida que aumenta la intensidad de tráfico, la distancia media entre vehículos disminuye y cada vez se escucha menos el ruido de fondo. En este caso podía llegarse al caso ideal de un tráfico tal que, cuando el ruido generado por un vehículo disminuye hasta el ruido de fondo, comienza a aumentar el nivel de nuevo por acercarse el siguiente vehículo. A este tráfico correspondería la máxima variación del nivel sonoro con el tiempo. Este caso ideal implicaría que todos los vehículos fuesen idénticos y equidistantes en su movimiento. Esta variación continua del nivel sonoro con el tiempo es la característica más destacada del ruido de tráfico.

Para todo tráfico superior a ese tráfico ideal, el ruido ambiente estaría dominado completamente por el tráfico de la carretera ya que incluso el ruido de fondo sería debido al tráfico. Teóricamente hasta alcanzar ese tráfico ideal, el ruido de los vehículos es independiente, sin embargo para intensidades de tráfico superiores los vehículos comienzan a interferir acústicamente, pudiéndose alcanzar tal intensidad de tráfico que el ruido fuera prácticamente constante con el tiempo.

Las continuas variaciones del nivel sonoro producido por el tráfico con el tiempo son debidas a:

  • El carácter aleatorio del tráfico en calles y carreteras.
  • La existencia en el tráfico de vehículos con muy distintas mecánicas y con distinta emisión de ruido.
  • La distinta velocidad de los vehículos, directamente relacionada con la emisión sonora.
  • La influencia de la forma de conducción. • El estado de conservación del vehículo. • La fluidez del tráfico.
  • La pendiente de la calzada.
  • Las condiciones de propagación del sonido desde la vía de circulación al observador.
  • El trazado de la carretera y el estado del firme.

 

Imagen obtenida de la infografía de la Revista de DGT

El ruido del trafico de vehiculos

video: 
TIPO DE CONTENIDO: