CARRILES DE SENTIDO CONTRARIO AL HABITUAL

  • Posted on: 7 October 2017
  • By: jose

 

Como se debe circular por los carriles de sentido contrario al habitual 

Carriles de sentido contrario al habitual

Carriles de sentido contrario al habitual

 

Los carriles especiales más frecuentes son los que se habilitan en sentido contrario al habitual, una medida de ordenación que se viene utilizando en autovías y autopistas desde los años 80 para aumentar su capacidad. “En cada gran operación de tráfico pueden llegar a instalarse hasta 700 kilómetros de estos carriles, que aumentan la capacidad en 1.500 vehículos más cada hora”.

En qué consisten

El procedimiento es sencillo: en una vía con mucho tráfico en un sentido, se toma un carril de la otra calzada menos saturada para ‘cederlo’ a la otra, más congestionada. De esta forma, una autovía de dos carriles por sentido pasa a tener, durante unas horas, tres en la parte atascada y uno en la menos necesitada. Naturalmente, esta configuración de la vía tiene un inconveniente: los vehículos que circulan en sentidos contrarios deben ‘convivir’ en una calzada, separados –durante kilómetros– únicamente por una delgada línea imaginaria de conos.

Restricciones a la circulación

Para poder usarlos con seguridad, existen varias ‘condiciones’ que el conductor debe tener en mente a la hora de elegir: carril en sentido contrario, ¿sí o no? La primera, que el acceso está habilitado exclusivamente a motocicletas y turismos y está prohibido para el resto, incluidos turismos que arrastren un remolque (a no ser que estén habilitados por obras). Dentro de estos carriles –y en los contiguos– se debe encender siempre la luz de corto alcance, día y noche. Además, si hay un solo carril habilitado –lo más habitual–, la velocidad deberá mantenerse entre los 60 y 80 km/h. Naturalmente, ningún vehículo podrá romper la línea de conos e invadir el carril contrario, ni siquiera para adelantar: el desastre de una colisión frontal sin escapatoria sería cuestión de segundos. Y dado el ‘encajonamiento’ propio de esta situación, se hace más necesario que nunca llevar a rajatabla una de las normas básicas de la conducción: mantener siempre la distancia de seguridad con el vehículo que va delante.

Los conductores de los vehículos que circulen por carriles destinados al sentido normal de circulación, contiguos al habilitado para la circulación en sentido contrario al habitual deberán:

Llevar encendida la luz de corto alcance o cruce, al menos, tanto de día como de noche.

Además si disponen de un solo carril para su sentido de circulación, lo harán a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora y a una mínima de 60, o inferiores si así estuviera establecido o específicamente señalizado.

En el caso de disponer de más de un carril en su sentido de circulación, lo harán a la velocidad establecida para ese tipo de vía.

No se podrán desplazar lateralmente ocupando los habilitados para circular contrario al habitual, ni siquiera para adelantar.

video: 
TIPO DE CONTENIDO: