CARRILES REVERIBLES

  • Posted on: 6 September 2017
  • By: jose

 

Los carriles reversibles: características y circulación

 

Son aquellos que por construcción pueden ser utilizados en el sentido circulatorio que más convenga desde el punto de vista de la mejor gestión del tráfico. En vías de dos sentidos de circulación suele ocurrir, que uno de los sentidos soporta una densidad de tráfico mayor que el otro, hasta el extremo de llegar a la congestión. Una forma de aprovechar mejor la calzada disponible y evitar estas congestiones de tráfico es que el carril o carriles reversibles puedan ser utilizados por los vehículos que circulan por el sentido en que la circulación es más densa. Es decir, con estos carriles reversibles se conseguirá que, al ser utilizados en uno o en otro sentido, según las necesidades del momento, el tráfico resulte más fluido en ambos sentidos.

Se regulan en el art. 40 del Reglamento General de Circulación. Este artículo nos indica cómo este tipo de carriles, y así dice que en las calzadas con doble sentido de circulación, cuando las marcas dobles discontinuas delimiten un carril por ambos lados, indican que es reversible. La circulación en un sentido o en otro se regula mediante semáforos de carril u otros medios, como conos, luces, etc. Los conductores que circulen por dicho carril deberán llevar encendida, al menos, la luz de corto alcance o de cruce en sus vehículos tanto de día como de noche, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 104.

Finalmente destacar que los supuestos de circulación en sentido contrario al estipulado tendrán la consideración de infracciones muy graves, de acuerdo con el art. 65.5.f) de la L.S.V.

Especial referencia a los semáforos cuadrados para vehículos o de carril.

 

Semáforos cuadrados de carril
Semáforos cuadrados de carril

 

Como norma general, la utilización de los carriles reversibles viene determinada por los semáforos de ocupación de carril, que suelen estar colocados sobre pórticos, pasos elevados, etc., y afectan exclusivamente a los vehículos que circulan por el carril sobre el que están situados dichos semáforos.

* Una luz roja en forma de aspa indica la prohibición de ocupar el carril sobre el que se encuentra encendida a aquellos vehículos hacia los que esté dirigida la luz. Los conductores de los vehículos que circulen por un carril sobre el que se encienda una luz roja en forma de aspa, deberán abandonarlo en el tiempo más breve posible compatible con la seguridad de la circulación, porque ese carril puede estar dispuesto para ser utilizado por los vehículos que circulen en sentido contrario.

* Una luz verde en forma de flecha apuntada hacia abajo indica que se puede circular por el carril sobre el que está encendida.

Esta autorización de la flecha verde de utilización del carril, no exime de la obligación de detenerse ante una luz roja circular o, de obedecer cualquier otra señal o marca vial que obligue a detenerse o a ceder el paso, por excepción a lo dispuesto sobre el orden de preeminencia entre señales, o en su ausencia, del cumplimento de las normas generales sobre prioridad de paso.

* Una luz blanca o amarilla, intermitente o fija, en forma de flecha, no incorporada a una señal de orientación, colocada encima de un carril y apuntando hacia debajo de forma oblicua, indica la necesidad de irse incorporando, en condiciones de seguridad, hacia el carril al que apunte la flecha, porque el carril por el que se circula va a quedar cerrado en un corto espacio.

 

 

TIPO DE CONTENIDO: