Influencia del entorno social y económico en los siniestros viales

  • Posted on: 23 December 2020
  • By: tuteorica

Como influye el contexto social y económico en los siniestro viales


Circulación en vías urbanas

Tanto el contexto económico como el el entorno social son dos factores que van a influir de forma decisiva tanto en el aumento o disminución del número de accidentes viales de una comunidad, como en las lesiones que producen. Entre otro, estos factores determinantes son los siguientes:

  • El estado económico de una comunidad. Las épocas de bonanza económica suponen, por un lado una modernización del parque automovilístico (con el consiguiente aumento de la seguridad de los vehículos), pero, por otro lado, también se aumentan los desplazamientos no laborables con el consiguiente aumento de los siniestros, que se ven aumentados por el exceso de confianza de los conductores al conducir un vehículo nuevo. Por otro lado, durante los últimos años,  se han sucedido una serie de crisis financieras y de salud que han hecho variar las cantidad de de recursos económicos disponibles, lo cual lleva a una disminución del número de vehículos nuevos  matriculados y un aumento de los usados, suponiendo una diminución de los desplazamientos (tanto laborables como no laborables) pero, el envejecimiento del parque automóviles y su falta de mantenimiento, ha contrarrestado el posible efecto positivo de la disminución del número de kilómetros por persona.

 

  • El crecimiento de las ciudades y los planes urbanísticos. Una tendencia que se está produciendo actualmente es la población masiva de las grandes ciudades,  en detrimento de las zonas rurales que sufren despoblación. Además, el modelo de Ciudad dispersa/especializada (modelo anglosajón) genera una movilidad más errática y puede llevar a la formación de guetos. Este modelo, de carácter expansivo, provoca más movilidad,  promoviendo el uso del vehículo privado, con el consiguiente aumento de los siniestros.

Circulación vehículos

  • Aumento del parque automilístico. Este hecho implica una mayor cantidad de tráfico, con el consiguiente aumento de las posibilidad de sufrir un siniestro o lesiones derivadas de la circulación. Es de especial relevancia el efecto que este aumento produce en los grupos más vulnerables como peatones, niños o ciclistas. Para mitigar este efecto, se hace necesaria una planificación exhaustiva y eficiente de la movilidad para dar solución a todos los usuarios por igual.

 

  • Aparición de nuevos vehículos de movilidad personal. Las nuevas generaciones vienen con una concepción de movilidad completamente nueva, no ven el automóvil tradicional como un bien personal imprescindible, ni necesario ni mucho menos práctico. Buscan una movilidad más inmediata, eficiente y sobretodo, sostenible; y aquí aparecen los VMP como solución: vehículos accesibles económicamente, bajo mantenimiento, con gran libertad de movimientos y no contaminantes. El problema surge por no existir todavía una normativa clara sobre su uso y chocar con los derechos de otros usuarios de la vía, lo cual lleva a la proliferación de incidentes y siniestros viales.
  • Cambios demográficos. La tendencia demográfica actual es que, en los países con ingresos medio/altos, los mayores de 65 años sean el principal grupo de usuarios de las vías. Esto hace necesario un importante rediseño de la movilidad ( a nivel legislativo, estructural  de ingeniería vial y de gestión) para dar solución a los problemas y características de este grupo con el fin de que no aumente su siniestralidad vial.

Personas mayores

 

  • Otros factores: hábitos sociales, tipos de vías más comunes, actividad económica, uso del suelo, tipo de ciudades...

 

 

 

 

CONTENIDO: