Integración del vehículo eléctrico en la red eléctrica

  • Posted on: 26 December 2020
  • By: tuteorica

Integración del vehículo eléctrico en la red eléctrica

Coche eléctrico
Foto de Mike en Pexels

Las infraestructuras para el mantenimiento y recarga del vehículo eléctrico es otro de los problemas que plantea este tipo de vehículos frente a los convencionales de combustión que ya tienen toda la infraestructura madura y desarrollada. Si comparamos el tiempo de recarga o repostaje venos que actualmente es muy favorable para el vehículo de combustión, que necesita apenas unos minutos frente a varias horas de la recarga eléctrica (actualmente estos tiempos se están reduciendo de forma considerable).

A pesar de las numerosas estaciones ya montadas, la introducción pleno del vehículo eléctrico en las grandes ciudades requeriría una mayor infraestructura de estaciones de recarga de las baterías, ademas de adecuar las viviendas para instalaciones nuevas y crear una red de talleres especializadlos; todo ello debería ir acompañado además de la creación de nuevas plantas de suministro energético para cubrir toda la demanda y de una mejora en la distribución para que pueda llegar a cualquier usuario que la necesite. Esto puede entenderse como un problema o bien como una oportunidad para disminuir nuestra dependencia energética y reducir las emisiones de CO2, mediante una mejora en la eficiencia del sistema energético eléctrico al incorporar las energías renovables al mismo.

El coche eléctrico puede jugar un papel crucial para mejorar la eficiencia del sistema, sobretodo en la cuestión de aplanamiento de la curva de demanda. Mediante la recarga lenta nocturna se pueden desplazar las horas de menos consumo para así aprovechar la  electricidad producida por energías renovables que ahora no se puede utilizar. Para conseguir esta eficiencia es necesario 

Otros beneficios

 

No cabe duda  de que la generalización del vehículo eléctrico supondrá una reducción considerable de las emisiones contaminantes de CO2 y de otros gases invernadero, además de disminuir la dependencia energética  del petróleo (España debe importar 65.000 millones de toneladas de crudo anuales). 

Con los planes RENOVE y MOVES I y II se ha intentado incentivar la venta de vehículos menos contaminantes, entre los que se encuentran los eléctricos. Estas políticas de ayudas ofrecían entre otras ventajas:

  • Impuesto de Matriculación gratuito, ya que se calcula en función de las emisiones de CO2 del vehículo. 
  • Exención del pago de Impuesto de Circulación, esta tasa municipal puede tener hasta un 75% de bonificaciones. 
  • Ayudas estatales y/o de los fabricantes a la compra de vehículos de mecánica alternativa. 
  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, estos vehículos permiten reducir el impuesto en un 30%. 
  • Peajes gratuitos durante los días laborables para coches eléctricos en autopistas de la Generalitat de Catalunya. 
  • Descuento en tramos de autopista y túneles para turismos de bajas emisiones. 
  • Estacionamiento gratuito en las zonas de aparcamiento AREA. 
  • Circulación por carriles Bus/VAO para los turismos de bajas emisiones.

 

 

Ventajas de la recarga inteligente

  • La recarga inteligente del vehículo el
  • éctrico en horas valle permitirá un aplanamiento de la curva de demanda.
  • Optimizará las infraestructuras de generación y redes eléctricas excedentarias.
  • Permitirá una mayor integración de energías renovables.

Recarga ineficiente

 

En el caso de que los vehículos se recargasen en los periodos de más demanda del día, se produciría un mayor aumento todavía entre la demanda de las horas puntas y las de menor consumo. Esto supondría la necesidad un sobredimensionamiento para atender los picos demanda máxima quedando sin aprovechar en las horas de mínimos, aumentando las emisiones de CO2 por parte de las centrales.

Recarga inteligente

 

La solución más adecuada y eficiente consistiría en desarrollar un sistema de gestión de recarga inteligente de forma que sea lo suficientemente flexible como para que pueda atender a las demandas de los consumidores y a las necesidades del sistema eléctrico fomentando la recarga de los vehículos eléctricos en zonas horarias de baja demanda eléctrica. Para poder dar este servicio es necesario crear redes inteligentes que comuniquen al vehículo-red (mediante contadores y dispositivos de carga inteligente) con el operador del sistema demás de la introducción de señales de precio, potenciando ofertas de energía con tarifas de discriminación horaria que incentiven a los usuarios a llevar a cabo una recarga inteligente en horas valle.

Si pensamos a largo plazo, y con las infraestructuras necesarias desarrolladas, el vehículo, al estar conectado a la red, pasaría a formar parte del sistema, haciendo la función de acumulador de energía que puede devolver a la red cuando ésta la necesite (horas punta energéticas)  a cambio de un  precio convenido que la compañía pagará al usuario. De esta forma, la curva de demanda se aplana, con lo cual no es necesario un aumento de potencia en la producción  y se puede abaratar el precio de la energía.

 

CONTENIDO: