Orientaciones de seguridad vial de la UE para 2011-2020. Objetivo 6

  • Posted on: 22 September 2019
  • By: tuteorica

Objetivo 6: Mejora de los servicios de emergencia y atención tras las lesiones

Accidente tráfico

En el seno de la Unión europea, por medio de las Orientaciones de seguridad vial  de la UE para 2011-2020, se establecieron una serie de objetivos en el tema de la seguridad vial para el periodo mencionado: 

En el objetivo número 6 se trata de llevar a cavo todo una serie de medidas que puedan mejorar las actuaciones de los servicios de emergencia en casos de siniestros viales, así como como la atención que puedan recibir las víctimas. 

" A pesar de que el número de víctimas mortales ha descendido , el número de heridos continúa siendo muy elevado, como se puede ver en el cuadro siguiente. Tal y como destacaron las partes interesadas en reiteradas ocasiones durante las consultas públicas, la reducción del número de heridos deberá ser una de las acciones prioritarias en Europa en la próxima década. Las lesiones en accidentes de tráfico también se han reconocido como un grave problema de salud pública a nivel internacional, en particular en la Organización Mundial de la Salud, y en el marco de la Década de Acción para la Seguridad Vial de las Naciones Unidas. 

La reducción de la gravedad de la lesiones causadas por accidentes de tráfico exige la introducción de varias medidas, por ejemplo, en materia de seguridad de los vehículos y las infraestructuras, STI, disponibilidad de las ayudas de urgencia, velocidad y coordinación de las intervenciones, eficacia de los primeros auxilios y la rehabilitación, etc. 

Por ello, la Comisión desarrollará los elementos de una estrategia global de actuación en materia de lesiones en accidentes de tráfico y primeros auxilios con la ayuda de un grupo operativo que una a todos los agentes pertinentes, a los representantes de organizaciones internacionales y no gubernamentales, a los expertos gubernamentales y a la Comisión. 

En primer lugar, se tratará de acordar una posición común sobre las definiciones y los conceptos relacionados con las víctimas y de determinar líneas de acción para mejorar la prevención y la intervención, incluyendo su impacto socioeconómico. Sobre esta base, será posible determinar medidas concretas, tales como el intercambio de buenas prácticas, el desarrollo de guías de intervención, un planteamiento común sobre la definición de lesiones graves y leves, o el fomento de equipos mixtos de salvamento entre Estados miembros, entre otras. 

Acción

En colaboración con los Estados miembros y otros agentes participantes en la seguridad vial, la Comisión propondrá la creación de una estrategia global de actuación en materia de lesiones en accidentes de tráfico y primeros auxilios. 
  

 

En la Unión Europea podrían salvarse varios millares de vidas gracias a una mayor rapidez de intervención y diagnóstico a la hora de prestar asistencia tras los accidentes de tránsito. Por el contrario, una asistencia postraumática de mala calidad puede dar lugar, en caso de que el paciente sobreviva, a lesiones y discapacidades que se habrían podido evitar. Un estudio realizado en el Reino Unido estima en un 12 % la proporción de víctimas de accidentes que, tras haber sufrido un traumatismo óseo grave, ha conservado una discapacidad importante que se hubiera podido evitar. Habría que disponer de información detallada sobre la gravedad de las lesiones para determinar con mayor precisión las posibilidades de reducir los daños mediante atención sanitaria después del accidente. Es necesario recoger datos a escala nacional para evaluar la eficacia de los servicios médicos de urgencia.

 

ecall
Sistema e-call

 

La presencia de dispositivos automáticos de alerta y de dispositivos de posicionamiento tenderá a generalizarse a bordo de los automóviles nuevos. Para aprovecharlos al máximo, es importante que el mensaje de auxilio se transmita directamente a los servicios de socorro. Este tipo de sistema se debería poner a prueba dentro de un proyecto piloto que se centre, en una primera fase, en los vehículos pesados dedicados al transporte internacional. El Parlamento Europeo y el Consejo han decidido recientemente imponer a los operadores de redes telefónicas la obligación de facilitar a los servicios de primeros auxilios información que permita localizar las llamadas de emergencia al número 11. La Comisión adoptará una recomendación que presenta una serie de orientaciones para llevar a la práctica esta decisión. Los fabricantes de automóviles también proponen la instalación de sistemas de alerta automáticos en los modelos recientes de vehículos. En estos momentos hay que velar por que la información recogida y transmitida a través de los diferentes sistemas llegue correctamente y sin demoras a los servicios de primeros auxilios que deberán intervenir en caso de accidente. 

Estudiar las mejores prácticas en el sector de la atención sanitaria de víctimas de accidentes.

Elaborar una especificación referente a los dispositivos de alerta en caso de accidente acoplados a un sistema de posicionamiento y llevar a cabo proyectos de demostración en los que participe toda la cadena de primeros auxilios.

 

Recogida, análisis y divulgación de datos sobre accidentes

 

Establecer un objetivo común de aumento de la seguridad vial entraña la aplicación prioritaria de las medidas más eficaces. Los accidentes son imprevisibles, pero no constituyen una fatalidad y es preciso conocer sus causas, las circunstancias en que ocurren y sus consecuencias para así controlarlos y evitarlos o, cuando menos, atenuar su gravedad.

Así pues, las bases de datos sobre accidentes y traumatismos son instrumentos indispensables de evaluación objetiva de los problemas de seguridad vial. En este mismo orden de ideas, la posibilidad de instalar a bordo de los vehículos de carretera, al igual que en otros modos de transporte, dispositivos («cajas negras») destinados a registrar una serie de parámetros que permitan explicar las causas de los accidentes, incrementará la responsabilidad de los conductores, agilizará las diligencias judiciales tras los accidentes, reducirá el coste de las acciones ante los tribunales y hará posible la adopción de medidas preventivas más eficaces.

Causas de los accidentes

 

Accidente trafico

Está previsto ampliar las investigaciones independientes sobre los accidentes de tránsito, siguiendo el ejemplo de la reglamentación europea vigente en materia de aviación civil. Con todo, debido al elevadísimo número de accidentes, no resulta factible investigar detalladamente cada uno de ellos; es más realista centrarse, por una parte, en los accidentes de mayor gravedad, y, por otra, en una muestra representativa de accidentes «ordinarios». Estas investigaciones, independientes de las efectuadas por las autoridades judiciales o las compañías de seguros, han de orientarse hacia las causas de los accidentes antes que hacia las responsabilidades y contribuir a la mejora de la normativa y de las prácticas en vigor. Han de diligenciarse a escala nacional sobre la base de una metodología europea y sus resultados se comunicarán a un grupo de expertos, que tendrá su sede en la Comisión y se encargará de evaluarlos. Estas investigaciones, referentes a un número limitado de accidentes, completarán las estadísticas generales de accidentes de tráfico, así como los estudios detallados de casos de accidente realizados por equipos multidisciplinares. Las bases de datos creadas de este modo se pondrán a disposición de los investigadores.

Toda nueva tecnología puede dar origen a fenómenos de compensación entre los conductores y, por ende, será necesario evaluar sus efectos, por ejemplo en el caso de los dispositivos de alerta de cansancio del conductor, las medidas de rehabilitación o los métodos de acceso progresivo a la conducción.

En lo tocante a los registradores («cajas negras»), su instalación con el tiempo en determinadas categorías de vehículos de carretera, al igual que en los demás modos de transporte, permitirá comprender las causas técnicas de los accidentes, responsabilizará a los conductores, agilizará los procedimientos judiciales tras los accidentes, reducirá sus costes y favorecerá la adopción de medidas preventivas más eficaces. En cuanto exista un número suficiente de aparatos en servicio, resultará de gran utilidad recoger de forma centralizada los datos registrados. Sin esperar a ese momento y para evitar posibles incompatibilidades técnicas, convendría elaborar una especificación técnica.

Circunstancias en que sobrevienen los accidentes 

Como ya se ha indicado anteriormente, la UE cuenta con la base CARE, cuyos datos desagregados proceden de los Estados miembros y están gestionados por los servicios de la Comisión. Desde julio de 2002 se pueden consultar varios cuadros y gráficos en el sitio Europa de Internet y está previsto ampliar este servicio periódicamente. Por otra parte, un número limitado de usuarios (dos por Estado miembro) tiene acceso al conjunto de datos de CARE. Un grupo de organismos especializados en seguridad vial concluirá un estudio sobre la explotación práctica de CARE. Asimismo, se deberán realizar estudios sobre la correlación de los datos al objeto de evaluar regularmente los errores en las declaraciones relativas a las víctimas. A tal fin, habrá que cotejar los datos de los centros hospitalarios con las estadísticas nacionales.

La comparabilidad entre las situaciones existentes en los diversos Estados miembros exige que los datos de CARE se confronten con diversas variables socioeconómicas, denominadas variables de exposición al riesgo, tales como el parque automovilístico, la longitud de las redes o los distintos volúmenes de tráfico. Dichas variables deberán conocerse con un nivel de pormenorización compatible con la tipología de CARE y medirse de forma comparable.

A medio plazo, CARE encierra un potencial considerable de información e instrumentos que coadyuvarán a la toma de decisiones y a las labores de supervisión en beneficio de ciudadanos, investigadores o políticos. 

Consecuencias de los accidentes 

 

Consecuencias accidentes tráfico

Las tomas de sangre, los exámenes radiológicos y otros análisis clínicos son indispensables para conocer las consecuencias de los accidentes corporales y su realización se debería codificar, o incluso armonizar, en toda la Unión Europea. Hay que dar a conocer en el conjunto de la UE las experiencias satisfactorias - a menudo llevadas a cabo a escala local por equipos pluridisciplinares de médicos clínicos especializados en traumatismos por accidente de tráfico -, favoreciendo para ello el intercambio de información entre especialistas y elaborando orientaciones sobre las mejores prácticas.

Dentro del V Programa Marco de Investigación, en 2002 se emprendió un importante proyecto centrado en el análisis de los traumatismos causados por accidentes de tránsito. Dicho proyecto incorpora las recomendaciones formuladas en un proyecto anterior sobre codificación de traumatismos. Conviene proseguir y ampliar estas actividades; así, la accidentología figura entre los temas de acción prioritarios del VI Programa Marco. 

Observatorio europeo de la seguridad vial 

Por último, la Comisión tiene previsto crear un observatorio europeo de la seguridad vial como estructura interna de la Comisión, que adoptará la forma de proyecto piloto y se financiará con cargo al presupuesto de la Unión Europea. Este observatorio coordinará todas las actividades comunitarias en el campo de la recogida y el análisis de datos sobre accidentes de circulación y lesiones corporales. Al albergar el sistema de información CARE, servirá de punto de contacto de la Unión Europea para el intercambio de información sobre las mejores prácticas y se encargará, en definitiva, de organizar y gestionar las actividades en torno a las orientaciones comunitarias sobre las mejores prácticas. El observatorio también podrá ampliar la difusión de los resultados de los proyectos de investigación sobre seguridad vial, tanto los financiados por la Unión Europea como los pertenecientes a otros programas, y divulgar la información. 

Actuaciones

  • Desarrollar la base de datos CARE y ampliar el acceso a la misma en aras de la transparencia y para favorecer su utilización. 
  • Completar CARE con las variables de exposición al riesgo y las causas de los accidentes.  
  • Evaluar y perfeccionar los sistemas de conexión de los datos de los centros hospitalarios con las estadísticas nacionales sobre accidentes de tránsito.
  • Elaborar una especificación aplicable a los registradores de accidentes instalados a bordo de los vehículos y estudiar las consecuencias de las diversas alternativas en determinadas categorías de vehículos. 
  • Crear un observatorio europeo de la seguridad vial como estructura interna de la Comisión. 
  • Elaborar una metodología europea para las investigaciones independientes sobre los accidentes de circulación y crear un grupo de expertos independientes en la Comisión. "

 

 

CONTENIDO: 
ETIQUETAS BLOG: