Desarrollo sostenible y movilidad

  • Posted on: 24 November 2020
  • By: tuteorica

El desarrollo sostenible  y la movilidad

movilidad sostenible

Fuente : ESTT - OEP 2019 Parte 1: Movilidad Segura Revisado en 2019

El desarrollo sostenible es un objetivo de la Unión Europea que pretende combinar armonizadamente en todo el territorio de la Unión las políticas económica, social y ambiental en la certeza de que solamente de esta manera la sociedad europea puede progresar en su nivel de desarrollo y calidad de vida. Bajo un principio fundamental que es el cumplimiento de las obligaciones y responsabilidades internacionales asumidas por la Unión desde la firma del protocolo de Kyoto, el desarrollo sostenible se articula entorno a tres ejes que son:

  1. la protección ambiental:
  2. la prosperidad económica;
  3. y la equidad y la cohesión sociales.

Con respecto a la protección ambiental, es necesario establecer un mecanismo que permita separar el crecimiento económico del deterioro medioambiental consecuencia del impacto de las infraestructuras sobre el entorno y del abuso en el consumo de recursos no renovables. Por otro lado, los efectos medioambientales del transporte por carretera son sobradamente conocidos y solo a título de ejemplo hay que mencionar que las emisiones a la atmósfera de CO2 derivadas de él suponía en el año 90 el 27% del total, mientras que en 2010 se aproximaba al 40%. Parece claro que sin unas políticas adecuadas nuestro planeta no puede soportar, no ya un modelo de crecimiento económico como el existente en nuestros días, sino que ni siquiera será posible mantener el nivel de desarrollo actual de las sociedades más avanzadas. Esto ha dado lugar a medidas como “Madrid Central” o en el año 2020 restricciones a la circulación a vehículos contaminantes en el centro de Barcelona; y para ello la DGT ha creado el “Distintivo medioambiental” de vehículos.

Madrid central
Esta foto de Autor desconocido está bajo licencia CC BY-SA

 

Desde el punto de vista de la movilidad, estos efectos negativos pueden ser paliados siguiendo dos líneas de trabajo:

  1. por un lado aplicando mejoras tecnológicas en cada uno de los modos de transporte y,
  2. por otro, llevando a cabo una redistribución del transporte entre los diversos modos favoreciendo aquéllos más eficientes ambientalmente por su menor consumo de recursos no renovables y con menos impacto sobre el territorio.

El problema no es de fácil resolución, pues por una parte es preciso plantearse un crecimiento económico para el futuro con una menor demanda de transporte. Y por otra, si esta disociación puede hacerse solamente con medidas coercitivas sobre la movilidad o se requiere necesariamente un cambio conceptual en las actitudes y demandas de los ciudadanos. Es decir, ¿son compatibles el desarrollo sostenible y el modelo económico capitalista de la sociedad de consumo? Y para responder esta cuestión ha de tenerse en cuenta el proceso de globalización y el papel y el compromiso, o mejor dicho, la falta de compromiso de las economías emergentes en la resolución de este problema.

 

 

CONTENIDO: 
ETIQUETAS BLOG: