VIDEO HEMORRAGIA

 

COMO DETENER UN HEMORRAGIA

 

  •   Acueste a la víctima.
  •   Colóquese guantes DESCARTABLES de látex. De no tener, utilice una bolsa de nailon o similar de manera de no tomar contacto directo con la sangre del accidentado.
  •   Descubra el sitio de la lesión para valorar el tipo de hemorragia ya que esta no es siempre visible; puede estar oculta por la ropa o por la posición de la víctima.
  •   Para identificar el tipo de hemorragia seque la herida con una tela limpia gasa o apósito
  •  Desinfecte la herida con antisépticos como solución de iodopovidona, agua oxigenada o alcohol.

 

Para controlar la hemorragia siga los siguientes pasos (en este orden de ser posible):

1. Compresión Directa:

  • Aplique sobre la herida una compresa o tela limpia haciendo presión fuerte. Si no dispone de compresa o tela puede hacerla directamente con su mano siempre y cuando usted no tenga ninguna lesión en las manos o este protegido con guantes.
  • La mayoría de las hemorragias se pueden controlar con compresión directa.
  •  La compresión directa con la mano puede ser sustituida con un vendaje de presión, cuando las heridas son demasiado grandes o cuando tenga que atender a otras víctimas.
  •  Esta técnica generalmente se utiliza simultáneamente con la elevación de la parte afectada excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral o fracturas, (antes de elevar la extremidad se debe inmovilizar).

 

2. Elevación

  •  La elevación de la parte lesionada disminuye la presión de la sangre en el lugar de la herida y reduce la hemorragia.
  •  Si la herida esta situada en un miembro superior o inferior, levántelo a un nivel superior al corazón.
  •  Cubra los apósitos con una venda de rollo.
  •  Si continua sangrando coloque apósitos adicionales sin retirar el vendaje inicial.

 

Técnica de Elevación y Presión Indirecta sobre la Arteria

3. Presión Directa sobre la Arteria

  •  Consiste en comprimir con la yema de los dedos una arteria contra el hueso subyacente.
  •  Se utiliza cuando no se ha podido controlar la hemorragia por compresión directa y elevación de la extremidad o en los casos en los cuales no se pueden utilizar los métodos anteriores (fracturas abiertas).
  •  Esta técnica reduce la irrigación de todo el miembro y no solo de la herida como sucede en la presión directa.
  •  Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión directa sobre la herida y elevación.

 

Para controlar la hemorragia en miembros superiores e inferiores haga lo siguiente:

 

 En miembros superiores:

La presión se hace sobre la arteria braquial, cara interna del tercio medio del brazo. Esta presión disminuye la sangre en brazo, antebrazo y mano.

  •   Para aplicar la presión, coloque la palma de su mano debajo del brazo de la víctima, palpe la arteria y presiónela contra el hueso.

 En miembros inferiores:

La presión se hace en la ingle sobre la arteria femoral. Esta presión disminuye la hemorragia en muslo, pierna y pie.

  •   Coloque la base de la palma de una mano en la parte media del pliegue de la ingle.
  •   Si la hemorragia cesa después de tres minutos de presión, suelte lentamente el punto de presión directa.
  •   Si esta continua, vuelva a ejercer presión sobre la arteria.
  •   Lávese las manos al terminar de hacer la atención.

 

4. Torniquete

Se debe utilizar como último recurso, debido a las enormes y graves consecuencias que trae su utilización(la compresión intensa y sostenida sobre los nervios que se hallan cercanos a las arterias y venas, produce un bloqueo en el suministro de oxígeno, lo que compromete la transmisión de los impulsos nerviosos pudiendo ocasionar hasta la parálisis del miembro afectado), por lo que está reservado sólo a los casos donde la hemorragia es tan grave que los tres métodos anteriores han fallado, como una amputación, donde deberá ser el primer paso para el control efectivo de la hemorragia (la vida del paciente está siendo amenazada).

  •   Utilice una venda triangular doblada o una banda de tela de por lo menos 4 cm de ancho. (no utilice vendas estrechas, cuerdas o alambres).
  •   Coloque la venda cuatro dedos arriba de la herida.
  •   Dé dos vueltas alrededor del brazo o pierna.
  •   Haga un nudo simple en los extremos de la venda.
  •   Coloque un vara corta y fuerte. Haga dos nudos más sobre la vara.
  •   Gire la vara lentamente hasta controlar la hemorragia.               
  •   Traslade inmediatamente la víctima al centro asistencial.