Salidas de vía

  • Posted on: 26 December 2020
  • By: tuteorica

Siniestros por salidas de vía

Siniestro accidente vial por salida de la vía y choque
Siniestro vial con salida de vía y choque

Reducir como en Francia la velocidad en carreteras convencionales sin duda ayudaría a que hubiera menos salidas de vía. En un mundo ideal, las carreteras deberían ser como los circuitos: sin ningún obstáculo y con espacio de sobra para que podamos frenar. Pero en la vida real no es así; tenemos árboles, tenemos muros de piedra como este o barrancos por los que podemos despeñarnos. Por eso vamos a conocer cuáles son los principales obstáculos con los que podemos encontrarnos y cómo se deben diseñar las carreteras para evitarlos.

Los accidentes por salida de vía son los más frecuentes que se producen anualmente. Debemos tener en cuenta la velocidad de circulación, la intensidad de vehículos que circulen por esa vía y la peligrosidad que podría tener esa salida de vía.

Si nos salimos de la vía, podemos chocar con algún elemento que debido a su rigidez nos ocasionará graves problemas. Podemos encontrar un desmonte que no tenga un talud de seguridad, en cuyo caso el vehículo volcará y saldrá descontrolado. También un terraplén que no sea de seguridad y, por tanto, el vehículo se descontrolará también y no será posible evitar el accidente. Una cartelería; por lo tanto, el accidente volvería a ser con muchas posibilidades mortal.

Para evitar colisiones con obstáculos cercanos a la autopista, se colocan barreras protectoras; un elemento no tan común en carreteras convencionales. Si se produce una salida de vía en una carretera convencional, podríamos encontrar en las proximidades árboles. Si esos árboles tienen un diámetro por encima de los 15 cm, el vehículo no podrá romper el árbol, sino que el árbol romperá el vehículo.

También casas en las proximidades. Si se produce un choque sobre una casa o un muro, se volvería otra vez a producir un accidente por salida de vía e impacto con un obstáculo rígido, y las posibilidades de fallecimiento serían elevadas.

Existen casos especiales en los que la salida de vía conllevaría un riesgo mayor en comparación con el resto de calzadas. Si en un puente nos salimos, tendríamos una caída libre desde una altura considerable y que además se agravaría por la posibilidad de que debajo hubiera una carretera con vehículos circulando; por tanto, podríamos producir un segundo accidente.

Por eso los auditores de carreteras trabajan con el concepto EAP. "Eliminar, Alejar y Proteger".

  • Eliminar es precisamente que todos los peligros que se pudieran encontrar los conductores que por una distracción salieran de la vía no existieran.
  • Alejar; por ejemplo, una casa. Nos podríamos encontrar con casos en los que no existe la posibilidad de eliminar el obstáculo y habría que alejarlo.
  • Y por último sería proteger; colocar un sistema de contención que evitara que el vehículo se saliera de la vía.

Si salimos de la vía y chocamos de frente contra un salvacunetas, el impacto puede costarnos la vida. Ahora una empresa trabaja para mejorar la seguridad en estos puntos. El 15% de las salidas graves y mortales se produce contra los llamados pasos salvacunetas.

Hemos desarrollado el protector Crossafe, que consigue mitigar las consecuencias de salidas de calzada contra estos elementos.

 

Se compone de hormigón armado y de elementos de acero que lo que consiguen es mitigar las consecuencias de salidas de calzada contra estos elementos.

 

 

TIPO DE CONTENIDO: