Siniestros viales en glorietas

  • Posted on: 1 May 2021
  • By: tuteorica

Siniestros viales en glorietas

Siniestros viales, accidentes trafico en glorietas o rotondas

Según los últimos datos analizados, cada hora se produce un siniestro en una glorieta en España. La mayoría de los accidentes en las rotondas son de una importancia menor, pero también los hay muy graves e incluso mortales. Y aunque las causas son muy variadas, el factor humano está detrás de una gran parte de estos siniestros.

Las glorietas tienen una función importante de mejorar la fluidez del tráfico, pero también requiere de un especial cuidado en su utilización. En el último año registrado se contabilizaron 8795 accidentes con víctimas en glorietas de toda España. En cinco años ha aumentado la accidentalidad con víctimas en rotonda, tanto en carreteras como en las ciudades, un 11%; pero lo más llamativo y lo más preocupante es que la siniestralidad y los accidentes mortales han aumentado un 77%.

Saltarnos un ceda el paso, utilizar de forma incorrecta los intermitentes o no respetar la distancia de seguridad provocan numerosos siniestros en estas intersecciones. Los accidentes que se pueden producir en una glorieta pueden ser los alcances, porque el conductor de delante frena y el de detrás no mantiene la distancia de seguridad y colisiona con él.

En el interior de las glorietas, si uno va circulando por el carril derecho y no pretende salir por una salida, puede producirse la colisión frontolateral, y puede producirse en los desplazamientos laterales, salir buscando el carril de salida, que no lo señalicemos correctamente o que el que vaya detrás no se aperciba de ello.

Otra de las infracciones que podemos encontrar en glorietas como esta es el exceso de velocidad, sobre todo en aquellas que no tienen semáforo. El exceso de velocidad nos hace potenciar el error humano, porque viene originado por la falta de percepción visual. Si yo voy muy rápido, mi campo visual se estrecha. Si voy a entrar en una intersección con un montón de cruces de trayectorias, el peligro lo tengo ahí encima. El exceso de velocidad, al no recoger información, me hace frenar; rompo la fluidez del tráfico, y es la que produce los golpes y siniestros.

 

 

TIPO DE CONTENIDO: