Factores que afectan al consumo de combustible

  • Posted on: 25 April 2021
  • By: tuteorica

Tópicos sobre el consumo de combustible

Consumo y ahorro de combustible
Bulos y leyendas sobre el consumo de combustible

En muchas ocasiones hemos escuchado teorías de todo tipo sobre cómo recorrer más kilómetros sin tener que repostar. Algunos de estos consejos son efectivos, pero otros pertenecen a la leyenda urbana. Hemos escogido cinco de los tópicos más comunes para saber si son ciertos o si se trata de un bulo.

  1. Nunca en punto muerto se consume menos que llevando la marcha engranada. Cuando dejamos de acelerar, si tenemos la marcha engranada, la inercia del vehículo hace que las ruedas en movimiento hagan girar al motor y el motor gire por la inercia que le impulsen las ruedas. Si ponemos punto muerto, vamos a desconectar el motor de las ruedas, con lo cual va a tener que ser el consumo de combustible el que haga girar al motor para no calarse.
  2. El aire acondicionado tiene un consumo en el funcionamiento del coche. Si bajamos las ventanas, depende de la velocidad a la que vayamos. A partir de unos 40-50 km/h, la resistencia aerodinámica puede afectar en el consumo del coche; tanto que es más consumo que utilizar el aire acondicionado con las ventanas cerradas.
  3. Dejar el coche aparcado al sol, además de ser bastante incómodo cuando te montas, aumenta el consumo de combustible por una razón sencilla, y es que te va a obligar a poner el aire acondicionado a tope o a bajar las ventanillas, y eso está comprobado que aumenta el consumo de combustible en torno a un 5%.
  4. El peso hace que al acelerar necesites más energía y el consumo suba un poco. Siempre hay que llevar el coche vacío, llevar lo esencial. Y también el peso puede ser peligroso en circunstancias determinadas, porque si está suelto, en una curva se puede desplazar y, si el peso es muy elevado, puede dar dentro de la carrocería del maletero, por ejemplo, y puede desplazar un poco la trayectoria del coche. Depende de la velocidad que lleves.
  5. Un coche que no está bien mantenido consume hasta un 20% que un coche que está bien mantenido. Los aspectos que más pueden influir pueden ser:
    • el filtro del aire; no cambiarlo cuando lo diga el fabricante;
    • o también las bujías, unas bujías en mal estado también influyen;
    • y un aspecto muy importante es una baja presión de los neumáticos, que va a hacer que para el coche moverse tenga que gastar más energía.

Por lo tanto, estas cosas pueden tener una incidencia de hasta un 20%, que es una cantidad considerable.

Texto y vídeos extraídos del programa Seguridad Vital

 

 

 

TIPO DE CONTENIDO: